El taller de cerámica es uno de los talleres que más tiempo lleva implantado dentro de la  programación de actividades de nuestro centro de día.

En este taller, se llevan a cabo diferentes técnicas: las planchas,  los moldes de escayola y las siluetas.  A través de estas técnicas  se desarrollan  hábitos y habilidades prelaborales, potenciando también la destreza manual, trabajo en equipo, creatividad e imaginación.

Las piezas que se elaboran forman parte de encargos  que solicitan entidades públicas y privadas para entregar en sus actos protocolarios.

El proceso comienza con la preparación de todo el material por parte de los usuarios. A continuación, realizan una plancha de arcilla para elaborar las piezas. Esta técnica es muy sencilla y pueden hacerla de forma autónoma. Esta plancha puede utilizarse para hacer siluetas y para los moldes de escayola. Una vez terminado, la pieza ya está lista para entrar al horno.

Después de la cocción,  las piezas pasan a la sección de pintura en frío donde se aplica diferentes técnicas para dar el acabado. Aquí desarrollan la creatividad e imaginación a la hora de dibujar y dar los colores.

Nos basamos en la Planificación Centrada en la Persona, en el  apoyo conductual positivo y método TEACCH. Por tanto, el trabajo es totalmente individualizado ofreciendo en todo momento el apoyo que requieren y  moldeando cuando es necesario.

Este año, estamos realizando actividades novedosas como las composiciones con mosaicos y las jaboneras, para complementar el taller de jabones.

En conclusión, el taller de cerámica fomenta la creatividad, autonomía y trabajo en grupo, entre otras.